miércoles, 20 de junio de 2018

!Qué pena¡ Terminaron las clases de expresión corporal y plástica


La expresión corporal es algo que no es ajeno a ningún ser humano, pues además de ser nuestra primera herramienta de comunicación, es algo que en general no podemos evitar: cuando nos relacionamos e incluso cuando estamos en soledad, nuestro cuerpo cambia según lo que pensamos, sentimos o queremos.

Foto SSC

También somos receptores del lenguaje corporal de nuestros semejantes, aún sin que nadie nos haya invitado a la conversación, pues nuestro cuerpo habla al compás de nuestras palabras o en ausencia de las mismas, dejando traslucir nuestros estados internos.

El cuerpo nos habla, la manera de moverse es como una tarjeta de presentación de las personas. El cuerpo se manifiesta por el movimiento, pero también son mensajes el mirar, tocar, moverse, llorar, reír,...Es el encargado de transmitir hacia afuera lo que llevamos dentro. El cuerpo trae grabado en la piel toda nuestra experiencia anterior, es como un retrato del pasado y a la vez de instante presente.


Foto SSC


Si nos centramos en los niños y niñas  tendremos que cuidar y respetar su forma  de moverse, de manifestarse en particular. Animarlo en todo momento para que exprese aquello que sienta, con respeto y con una actitud de apertura. Debemos acercarnos al movimiento, con un pensamiento divergente hacia múltiples posibilidades en su expresión y todas dignas de atención.

En el alumnado que cursa las enseñanzas de Grado Superior de Educación Infantil tenemos una doble intencionalidad, por una parte tener conocimiento de como se desarrolla el movimiento y la expresión en el niño y la niña. Y por otra,  pero no menos importante, desarrollar  la vivencia de la expresión Corporal, como proceso de desarrollo de su propia expresión y movimiento, para poder realizar los ajustes necesarios en el desarrollo de su función docente en el futuro.

También presentamos una práctica muy interesante sobre expresión plástica, trabajamos el volumen, a partir de la Arcilla, aprovechando las instalaciones y el profesorado de bachillerato de Artes Plásticas. La experiencia resulto muy enriquecedora y gratificante para el alumnado.


Foto SSC


Así nos despedimos de este módulo de Expresión y Comunicación por este curso 2017/2018 que nos ha formado en habilidades para que el día de mañana las apliquemos al desarrollo de las diferentes expresiones en los niños y niñas con los que trabajaremos en los Centros de Educación Infantil.


Foto SSC


Francisco Javier Méndez Gómez
Profesor de Servicios a la Comunidad.


domingo, 10 de junio de 2018

Trabajar por un futuro en Igualdad


A partir de la propuesta del grupo de trabajo de la biblioteca (“El futuro”), en el primer curso del  Ciclo Formativo de Educación Infantil, nos hemos planteado qué futuro nos gustaría que tuvieran los niños y niñas.

Uno de los temas que forman parte del currículo del módulo de Desarrollo Socioafectivo es el de la igualdad entre los géneros. Así que nos hemos preguntado por qué se siguen perpetuando los roles o los estereotipos de género y qué podríamos hacer para que las cosas fueran cambiando.

Sabemos que los cuentos infantiles son una herramienta para ir cambiando los mensajes que la sociedad ofrece, pues es importante que los niños y las niñas tengan referentes no estereotipados.

Así que hemos trabajado con tres cuentos que pertenecen a la colección “Ande yo valiente” en la que los protagonistas se autoafirman en sus acciones, a pesar de que éstas no se correspondan con lo establecido.

Dos de estos cuentos (“Benito y su carrito” y “Teresa no quiere ser princesa”) aluden directamente a los roles de género y el tercero de ellos, “Marta no da besos” trabaja las manifestaciones de afecto.

Foto SSC


Estos cuentos rimados los hemos leído en clase, analizamos los modelos que ofrecen y llegamos a la conclusión de que, en el aula de Educación Infantil, contar cuentos no tradicionales o hacer escenificaciones, puede ser una estrategia para trabajar por un futuro en el que los niños y niñas se sientan bien consigo mismos y con los demás.

Así que, nos dividimos en tres grupos de trabajo y cada grupo adaptó uno de estos cuentos para que pudieran ser escenificados. Después los representamos en clase. Aquí podéis ver el producto final de nuestro trabajo.

BENITO Y SU CARRITO


TERESA NO QUIERE SER PRINCESA




MARTA NO DA BESOS



Enhorabuena!!! y Gracias a Matilde Moreno profesora de Intervención Sociocomunitaria y del Módulo de Desarrollo Socioafectivo por compartir este trabajo.